4 mitos sobre estudiar jurisprudencia

INICIO - Jurisprudencia - 4 mitos sobre estudiar jurisprudencia

Estudiar derecho es un proyecto de vida que parte de la idea de hacer realidad los sueños propios, al mismo tiempo que permite aportar a la construcción de los sueños de otros. ¿Cómo sucede esto? Básicamente porque el derecho es una carrera muy amplia, que permite ejercer en muchos campos de acción y de esa manera tener una formación tan integral, que permite a cada cual armar su proyecto de vida a partir de sus propios sueños. De igual forma, al desarrollar el intelecto en cualquier sector, hace factible aportar, desde la función social de la profesión, a la solución de los problemas del contexto, haciendo del derecho una herramienta de cambio social.

Se han tejido muchos mitos sobre estudiar derecho. Acá abordamos algunos para que conozcas la realidad y entiendes la importancia de estudiar derecho hoy en día.

Mito 1:  No estudio Jurisprudencia porque no es derecho

Es un mito falso, pero tiene una explicación histórica que ha cobrado fuerza con el paso del tiempo. Cuando nace la Facultad de Jurisprudencia en 1653, el fundador pensó que los/as abogados/as no solamente aplican la ley; hacen un ejercicio de análisis y reflexión a partir de lo que dicen los jueces, nacionales e internacionales, lo que dice la doctrina y, además, reconoce que las leyes no se aplican automáticamente, sino que el abogado debe hacer reflexiones éticas, humanas y de valores. Por eso, desde un inicio, la Facultad se llama Jurisprudencia. Sin embargo, el título que recibes es de Abogado/a.

Esto se ha mantenido vigente en el tiempo, en un esfuerzo por siempre ser fieles a la tradición y conscientes de la importancia de formar abogados integrales, multidisciplinares y adaptativos a la realidad. Por eso nuestro plan de estudios es reflejo de ello y nuestro sello lo confirma: formamos a partir de premisas éticas y humanas. 

Mito 2: La jurisprudencia es aburrida

Otro mito se ha tejido en torno a señalar que estudiar jurisprudencia es aburrido, porque es un campo abstracto, rígido y desvinculado de la realidad. ¡Pero nada más lejano de la realidad que eso! Estudiar jurisprudencia es intelectualmente estimulante porque preparar a los futuros abogados/as para enfrentarse a diferentes desafíos legales y sociales del contexto nacional y global. Ver cómo los ideales por los cuales piensas en estudiar derecho se hacen realidad en cuestiones del día a día, es apasionante, pues la justicia, la igualdad, la protección de derechos, el desarrollo económico, político y social, la innovación, la creatividad, entre muchos otros, forman parte de los aspectos de nuestro plan de estudios, pensado en entregar a la sociedad abogados/as capaces de asumir cualquier reto y proponer soluciones a los conflictos y situaciones cotidianos en cualquier sector.

El derecho es dinámico por esencia, se va adaptando a las realidades modernas y a las situaciones que la misma evolución va planeando. Todos los problemas complejos, multifacéticos y actuales, tienen una solución y una regulación desde el derecho. A diferencia de la visión clásica del derecho, donde solo se trataba de memorizar normas y aplicarlas, estudiar derecho hoy es una experiencia que lleva a los/as estudiantes a pensar crítica y analíticamente.

Mito 3: Si estudio derecho me toca vivir siempre en Colombia

¡Nada más falso que este mito! Como en todas las carreras, dependerá de la forma en que quieras ejercer la profesión. Muchos de nuestros egresados/as viven en otros países y trabajan en diferentes sectores siendo abogados/as: ONG’s, organismos internacionales, Firmas de Abogados, empresas multinacionales, universidades, etc. El mito surge quizá por el hecho de que, cuando una persona va a litigar,es decir, cuando va a llevar casos ante los jueces y los tribunales, requiere un procedimiento especial en cada país. Por ejemplo: si una abogada española viene a Colombia y quiere litigar, tendrá que revisar algunos temas académicos con el Ministerio de Educación y presentar el examen que el Estado colombiano tiene para el ejercicio de la profesión. Esto sería igual, por ejemplo, si un abogado colombiano va a España y quiere ejercer allá.

Los/as abogados/as son ciudadanos del mundo, por eso existen esos trámites en los diferentes países. Variará quizá de un país a otro, ¡pero siempre se requiere un abogado en cualquier parte del mundo!

Mito 4: Su aplicación es limitada

Cuando antes se hablaba de “un abogado”, solo se pensaba en aquel que iba a juicios a defender gente o que era un juez. El derecho ha ido evolucionando como el mundo y hoy ser abogado/a da competencias amplias y suficientes para trabajar no solo en diferentes sectores (público, empresarial, industrial, académico), sino para trabajar en diferentes roles en los que los conocimientos jurídicos y legales son necesarios.

Ser abogado de una Firma de Abogados, ser CEO de una empresa, ser profesor, investigador, director de una ONG, representante del país en organismos internacionales, ser creativo de una compañía en temas legales, ser influencer legal, en fin… ¡cada día hay más cosas por hacer siendo abogado/a!

La evolución del mundo actual es rápida, variada, globalizada e involucra muchos temas, donde el derecho se vuelve una herramienta indispensable. Estudiar Jurisprudencia permite contar con abogados/as formados desde los más altos estándares académicos, éticos y sociales, que están en capacidad de aportar a la construcción de soluciones para las nuevas realidades y al manejo de conflictos jurídicos, políticos, económicos y sociales del contexto nacional e internacional.

Si te llama la atención estudiar jurisprudencia, te invitamos a entrar acá para conocer más sobre lo que significa estudiar este programa

La jurisprudencia es un campo diverso y dinámico que va más allá de los mitos que se han creado y que son normales en una carrera que ha existido desde tiempos lejanos. Al entender realmente lo que el derecho es y lo que aporta al mundo contemporáneo, se crea un escenario de comprensión más amplia de la importancia y relevancia de estudiarlo y ejercerlo desde diversas perspectivas, entendiendo también el impacto que tiene una carrera como esta para las sociedades actuales.

Ser abogado/a es ser capaz de reflexionar, entender y proponer acciones desde la base de las situaciones y los problemas, para generar cambios en el país y en el mundo. Estudiar Jurisprudencia es asegurar que las transformaciones del mundo vayan acompañadas de regulaciones, manejos y acciones legales, éticas y con impacto social.

 Si te llama la atención este campo, te invitamos a entrar aquí para conocer la mejor opción para emprender tus estudios en esta disciplina.


.

×